1800 246 235 / 3550043

info@biocells.med.ec

Presencia en

las 24 provincias del Ecuador

Síguenos

Guía de preparación para el parto… para Papá

Guía de preparación para el parto… para Papá

¡Felicitaciones! ¡Pronto serás Papá!

A pesar de que es tu pareja la que estará dando a luz a su bebé, es completamente normal que los futuros papás sientan ansiedad y temor por la experiencia. Después de todo, el embarazo ha sido largo y hay suficiente tiempo para acostumbrarse a esta nueva etapa de tu pareja. Pero, ¿Y el parto? No vamos a mentir, el día del parto es un día de mucha adrenalina y nervios, pero al final del día tendrás a tu hija o hijo en tus brazos, y eso no tiene comparación. 

Aquí están nuestros consejos de cómo prepararse como Papá para el gran día: el parto. 

  1. Toma una clase 

La labor más importante de Papá el día del parto, es acompañar a Mamá, y la mejor manera de empezar es no perderse las clases de preparación para el parto. Confía en nosotros, los dos van a aprender muchísimo.

Una de las cosas más importantes que aprenderás es a reconocer cuándo en verdad está empezando la labor de parto, y a diferenciar entre contracciones y contracciones Braxton-Higgs. Muchas de estas clases incluyen una lista de qué empacar para llevar al hospital, cuándo llamar a su médico, y mucha más información que estarás feliz de saber antes del gran día. 

Esto también creará un espacio para conversar y decidir cómo quiere tu pareja que sea su parto, qué medicinas desea utilizar, o si desea un parto completamente natural, y tantos otros detalles. 

  1. Conoce y reconoce las etapas de trabajo de parto 

Traer un bebé al mundo duele, y puede ser causa de mucha ansiedad y nervios, sobre todo para padres primerizos. Estudiar las etapas del trabajo de parto te permitirá mantenerte tranquilo para poder acompañar a tu pareja de mejor manera. La Clínica Mayo separa las etapas de parto de la siguiente manera: 

Etapa 1: Trabajo de parto temprano y trabajo de parto activo

La primera etapa del trabajo de parto y el nacimiento ocurre cuando tu pareja comienza a sentir contracciones regulares, las cuales hacen que el cuello uterino se abra (dilate) y se ablande, acorte y adelgace (borramiento). Esto permite que el bebé se mueva hacia el canal de parto. La primera etapa es la más extensa de las tres etapas: puede durar días. 

Etapa 2: El nacimiento de tu bebé

¡Llegó el momento! Conocerás a tu bebé muy pronto. 

Esta etapa puede durar desde un par de minutos hasta unas pocas horas. En caso de ser un parto vaginal, este es el momento en el que tu pareja tendrá que pujar. Acompáñala con empatía, esta es tal vez la etapa más dolorosa, pero también la más emocionante; dale la mano, ayúdale a encontrar una posición en la que se sienta más cómoda, y dale mucho ánimo. Una vez que tu bebé haya nacido, puedes pedirle al médico cortar el cordón umbilical que se produce antes de la recolección de las células madre. 

Etapa 3: Expulsión de la placenta

Una vez que tu bebé ha nacido, la madre lo podrá sostener en sus brazos o en el abdomen. Disfruta de esta imagen, los dos están bien y a tu lado.  Pero todavía están pasando muchas cosas. Durante la tercera etapa del trabajo de parto tu pareja debe expulsar la placenta. Si tu pareja quiere amamantar, dale tu ayuda para acomodar al bebé, y prepárate para sostenerlo en tus brazos por primera vez. 

  1. Aprende sobre medidas de alivio de dolor 

Nadie sabe exactamente cuánto dolor y cansancio va a sentir la madre al momento del parto, es por eso que es muy importante ser flexible, puede que tu pareja haya escogido utilizar la epidural o tener un parto sin ayuda de medicinas, pero al momento de la verdad cambie de opinión. Recuerda que estás ahí para ser su mejor aliado y buscar que ella tenga la mejor experiencia posible, eso implica estar abierto a un cambio de planes. 

Hay muchas cosas que se pueden hacer para aliviar el dolor durante la primera etapa en casa y las primera horas en el hospital. 

  • Darle un suave masaje (hombros y pies suelen ser los favoritos) 
  • Compresas frías o calientes (lo que tu pareja prefiera) 
  • Mantenerse en movimiento (caminar o bailar juntos)
  • Respiración rítmica (ambos pueden relajarse mucho haciéndolo juntos)
  • Crear un ambiente relajante (escuchar música, prender velas, ayudarle a sentarse en una bola de pilates) 
  • Prepararle un baño o ayudar a tomar una ducha
  1. Paciencia, paciencia, paciencia 

La primera contracción es muy emocionante, el día de conocer a tu pequeña o pequeño ha llegado. Las primeras diez contracciones te harán sentir nervioso y darte cuenta de que «esto de verdad está sucediendo» y estarás feliz, expectante y un poco estresado. Al llegar a la contracción número 50, puede ser que la adrenalina baje, pero también que tanto tu pareja como tú comiencen a impacientarse. 

Para los papás este tiempo de espera puede ser muy angustiante, ya que no sabes lo que deberías estar haciendo. ¿Llamando a familiares y amigos cercanos? ¿Masajeando sus pies? ¿Comiendo? Este es tu momento de ser apoyo, compañía y de lucirse como pareja. Lo mejor que puedes hacer es escuchar activamente y seguirle el paso, si ella quiere que le cuentes tus mejores chistes mientras dan un paseo, entonces prepara tu show de comedia y ponte tus zapatos para caminar. Tu trabajo es tener mucha paciencia, este es un momento único y aunque parezca largo, querrás vivirlo cada minuto. 

  1. ¿Ver o no ver?

Sí es una imagen sangrienta e impresionante, pero también es el milagro de vida en plena acción. Lo primero es hablarlo con tu pareja. ¿Cómo se siente ella al respecto? Muchas mujeres no quieren que nadie que no sea estrictamente necesario vea lo que está pasando; muchas otras por el contrario quieren tener un narrador que les cuente cómo va todo o incluso que su pareja sostenga un espejo para ellas también poder ver. El primer paso es hablarlo entre los dos y decir abiertamente cuáles son nuestras expectativas. 

Aprovecha este día del padre para estar listo para el gran día en que tu conocerás a tu hija o hijo, estamos seguros de que será un encuentro lleno de amor y emoción. 

¡Feliz día del padre que está esperando conocer a su bebé!

× ¿Cómo puedo ayudarte?