1800 246 235 / 3550043

info@biocells.med.ec

Presencia en

las 24 provincias del Ecuador

Síguenos

Tips para reavivar la llama con tu pareja Postparto

Tips para reavivar la llama con tu pareja Postparto

Entre las largas sesiones de lactancia, tratar de balancear el trabajo, la casa, ser una mamá nueva, o los retos de tener un nuevo integrante a tu familia, las largas noches sin dormir, los interminables pañales, y nuestros cuerpos que se ven y se sienten tan distintos queda poco tiempo para la intimidad y sentirse sexy. 

 San Valentín puede ser la perfecta ocasión para reavivar la llama después de tener un bebé. Por supuesto que la relación con tu pareja cambia después de tener un bebé, pero eso no significa que no puedas gozar de la intimidad con tu pareja de nuevo. Es por eso que aquí te compartimos unos tips para volver a sentirnos sexy y empezar a reconstruir la intimidad post-bebé. 

  • Verse y sentirse sexy van de la mano 

Todas sabemos qué cosas nos hacen sentirnos sexys. Para algunas puede ser usar maquillaje, o un traje para la oficina que nos haga sentir poderosas y capaces. No importa lo que sea. Recuerda darte un poco de tiempo para ti misma, mímate y haz lo que sea que te haga sentir sexy. Sexy y sexo no es lo mismo. Es importante empezar a construir intimidad de nuevo con tu pareja, eso incluye pasar tiempo juntos, reír, realizar las actividades que los unen, y por supuesto intimidad física. Si tú te sientes hermosa y segura se nota. 

  • Pasión con compasión 

Es difícil conciliar los diferentes niveles de deseo sexual que sienten las parejas después de tener un bebé. Es por eso que es importante tener una comunicación abierta sobre el tema: ¿Cómo hacerlo? Con compasión. Pídele a tu pareja que comparta sus sentimientos y expectativas sexuales y tu también comparte las tuyas de forma vulnerable y honesta. Es importante entender las diferencias que tu y tu pareja pueden tener –ninguna es mejor ni peor, solo distintas. En caso de que sientas que tu cuerpo no está listo es importante que consultes con tu médico, pero recuerda darte tu tiempo y mantener los canales de comunicación abiertos. 

  • Desnúdese 

Es completamente normal que después de tener un bebé, este se convierta en el centro del universo familiar, lo que significa que la relación de pareja pasa a un segundo o tercer lugar en la lista de prioridades. Sin embargo, es importante buscar maneras de celebrar la relación de pareja. Una forma muy buena de invitar intimidad a la cama es dormir desnudos, o bañarse juntos. Esta desnudez no implica presión sexual, el contacto piel con piel, los abrazos, volver a compartir nuestros cuerpos de forma segura y con empatía con nuestras parejas es una excelente manera de volver a intimar.

  • Ser detallistas 

Muchas parejas creen que para reconectar en su intimidad es muy importante tener grandes gestos –mucho tiempo a solas, irse un fin de semana a algún lugar juntos, e incluso regalos. Todo esto puede que funcione, pero la intimidad se construye todos los días y después de un bebé hay que reconstruirla diariamente y con paciencia. Es por eso que los pequeños detalles funcionan tan bien: tomar costumbre de darse un beso todas las mañanas y todas las noches, mandarse un mensaje sexy y romántico durante el día, tener una cena en casa en la que el bebé no sea el único tema de conversación, e incluso dormir abrazados dan excelentes resultados. 

  • Dile no a la espontaneidad 

Con un bebé en casa pocas cosas son espontáneas. Entre la rutina, la siesta, la lactancia, la casa y el trabajo, si nos detenemos a mirar nuestro calendario es posible que veamos que tenemos copadas más de las 24 horas en el día. Al mismo tiempo, mientras más nos demoremos en volver a ser íntimos con nuestra pareja más difícil será volver a empezar. Priorizar el tiempo para ser íntimos es la clave: podemos empezar con establecer cómo queremos que sea esa intimidad, con qué frecuencia, y en qué ambiente, y después hacer el compromiso de cumplir con lo acordado. Una vez que la intimidad haya regresado a su vida de pareja entonces naturalmente y sin tanta planificación vendrá aún más. La intimidad produce más intimidad. 

No debemos olvidar el poder de reconexión de un beso profundo, una caricia sugestiva e incluso un encuentro rápido. No hay una sola forma de volver a reconectar con nuestras parejas después de tener un bebé; habla con tu pareja y traten distintas cosas. De seguro los dos extrañan esa conexión e intimidad. San Valentín puede ser la perfecta ocasión para darle prioridad a tu vida de pareja. Si salir solos no es una opción, siempre existe la posibilidad de hacer de nuestro dormitorio el lugar más mágico para estar los dos solos.

¡Feliz San Valentín!

× ¿Cómo puedo ayudarte?