1800 246 235 / 3550043

info@biocells.med.ec

Presencia en

las 24 provincias del Ecuador

Síguenos

Hitos en el Uso de Sangre de Cordón Umbilical

Hitos en el Uso de Sangre de Cordón Umbilical

El año 2021 marca el inicio de una nueva década, lo cual nos ha motivado a realizar una retrospectiva de los avances del uso de la Sangre de Cordón Umbilical hasta ahora.

El concepto de trasplante de Sangre de Cordón Umbilical se introdujo por primera vez en 1963 por dos físicos norteamericanos a partir del caso de una señora de 48 años de edad con lifangiosarcoma. La paciente pasó por varios tratamientos sin éxito tales como radiación, infiltraciones, quimioterapia, entre otros, por lo que decidieron aplicarle una terapia que nunca antes se habia probado: el trasplante con Sangre de Cordón Umbilical. Anteriormente, un científico aleman había probado su potencial terapéutico en el melanosarcoma. A partir de esto se realizaron varios trasplantes para distintos tipos de leucemia y anemia aplásica.

En 1978 se descubrió que en la Sangre de Cordón Umbilical (SCU) se encontraban células madre hematopoyéticas con el potencial de generar varios tipos de células de la sangre y regenerar a su vez el sistema inmune. En 1988, 10 años después del descubrimiento de las células madre, se obtuvo el primer caso exitoso de un niño de 5 años con Anemia Fanconi tratado por medio de un trasplante de sangre de cordón proveniente de su hermana compatible. En el año siguiente se realizó un trasplante exitoso con sangre de Cordón de un donante no compatible a un niño de 2 años con leucemia linfoblástica aguda. Sin embargo, se dieron cuenta que se obtiene un mejor resultado cuando existe compatibilidad entre el donante y el receptor.

En 1991, 3 pacientes entre 4-11 años con tumores sólidos en estado avanzado entraron en remisión completa tras recibir un trasplante de células madre de SCU y en 1993 se obtuvo el primer trasplante de SCU exitoso en un paciente menor de 2 años para tratar leucemia aguda.

Con todos los antecedentes de casos exitosos, en el 2002 se abrió en Inglaterra el primer banco privado de Sangre de Cordón Umbilical que permitió que los padres almacenen la células madre de sus hijos. En el 2005, iniciaron los ensayos clínicos para el tratamiento con Sangre de Cordón de enfermedades neurológicas (parálisis cerebral, accidente cerebro vascular y daño cerebral).

En el 2009, se realizaron varios estudios en el que se demostraron las ventajas de las células madre de Sangre de Cordón Umbilical frente a las de médula ósea. Una de las ventajas más relevantes de la Sangre de Cordón Umbilical es que es la mejor fuente de células hematopoyéticas inmaduras que permiten una mejor renovación de la población de células sanguíneas y del sistema inmune.

Los primeros estudios de expansión de Células Madre de Sangre de Cordón Umbilical para aumentar su número se realizó en el 2010 en la Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson y en el mismo año se publicó el primer artículo de la Dra. Kurtzberg de la Universidad de Duke realizado en 184 personas con desórdenes neurológicos tratados con SCU .

El primer producto de células madre hematopoyéticas de Sangre de Cordón Umbilical denominado HEMACORD fue aprobado en el 2011 por la FDA para el tratamiento enfermedades de la sangre, inmunodeficiencias primarias, fallo de la médula ósea o betatalasemia. En ese año el número global de trasplantes de SCU se cuadriplicó. Al siguiente año, en el Centro de Cancer MD Anderson se logró la expansión de las Células Madre de Sangre de Cordón multiplicándolas por 30 veces su número. Estas fueron trasplantadas en 31 pacientes con cáncer de sangre de los que se obtuvo una recuperación del sistema inmune a las 2 semanas de tratamiento.

En el 2015 el estudio del tratamiento de parálisis cerebral  con SCU de la Universidad de Duke demostró la mejora de habilidades motoras en sus pacientes y el 2017 el ensayo clínico del uso de Sangre de Cordón Umbilical para tratar el autismo aprobado por primera vez por la FDA presentó resultados positivos obteniendo una mejora en el comportamiento de los pacientes. Ese año la Universidad de Duke inicio el protocolo de acceso expandido para el uso de Sangre de Cordón Umbilical para el tratamiento de desórdenes neurológicos que incluye autismo y parálisis cerebral.

En el 2020, aparece el segundo caso de curación del VIH en el mundo después del trasplante de células madre y Omidubicel, producto de Células Madre expandidas de SCU, que finalizó la fase 3 está a un paso de ser comercializado e inició el protocolo de acceso expandido. En el mismo año se realizaron estudios que demostraban que la Sangre de Cordón Umbilical podría ayudar a tratar lesiones cerebrales traumáticas.

En la actualidad son más de 600 estudios clínicos registrados con el término “Sangre de Cordón Umbilical” (Umbilical Cord blood) y más de 40 000 trasplantes de Células Madre de SCU en el mundo. Las 3 últimas décadas han sido llenas de nuevos avances en el uso de Sangre de Cordón Umbilical para el tratamiento de enfermedades que antes se consideraban intratables y se ha demostrado a través del tiempo el gran potencial que tiene esta fuente de células madre. Sin embargo, quedan todavía  muchos proyectos de investigación prometedores en curso que seguramente serán un gran aporte para la medicina regenerativa y permitirán el tratamiento de diversas condiciones.

Referencias Bibliograficas:

De Lima, M., McNiece, I., Robinson, S. N., Munsell, M., Eapen, M., Horowitz, M., … Shpall, E. J. (2012). Cord-Blood Engraftment with Ex Vivo Mesenchymal-Cell Coculture. New England Journal of Medicine, 367(24), 2305–2315. https://doi.org/10.1056/nejmoa1207285

Umbilical Cord Blood. Recuperado de https://clinicaltrials.gov/ct2/results/det

ails?intr=Umbilical+Cord+Blood

Hughes,V. 2000. Cord Blood Transplantation: Hallmarks of the 20th Century. Laboratory Medicine,Volume 31, Issue 12, December 2000, Pages 672–678, https://doi.org/10.1309/46W4-D2TV-2GEV-HQ50

Hu H, Zhao Q, Liu X, Yan T. Human umbilical cord blood cells rescued traumatic brain injury-inducedcardiac and neurological deficits. Ann Transl Med. 2020 Mar;8(6):278. doi: 10.21037/atm.2020.03.52. PMID: 32355722; PMCID: PMC7186665.

Sun, J., Allison, J., McLaughlin, C., Sledge, L., Waters-Pick, B., Wease, S., & Kurtzberg, J. (2010). Differences in quality between privately and publicly banked umbilical cord blood units: a pilot study of autologous cord blood infusion in children with acquired neurologic disorders. Transfusion, 50(9), 1980–1987. https://doi.org/10.1111/j.1537-2995.2010.02720.x

× ¿Cómo puedo ayudarte?