1800 246 235 / 3550043

info@biocells.med.ec

Presencia en

las 24 provincias del Ecuador

Síguenos

5 cambios extraños de los senos durante el embarazo

Para muchas mujeres la noticia de que están embarazadas les llega por sus senos. Tan pronto como las hormonas empiezan a hacer su aparición, nuestros senos empiezan a cambiar y en muchos casos cambian mucho. Para algunas mujeres la incomodidad en los senos empieza incluso antes de las náuseas y en algunos casos antes del resultado del test de embarazo. Aquí hay una lista de los cinco cambios más comunes que puedes esperar durante el embarazo:

1. Crecen y mucho

Es totalmente normal que tus senos aumenten entre una y dos tallas de sostén, especialmente si este es tu primer embarazo. Esto se da por varias razones, desde exceso de líquido en las mamas, aumento de peso, como también debido a la red de conductos y glándulas productoras de leche  que se expanden dentro de los senos para prepararse para la lactancia. 

Este crecimiento abrupto de los senos puede causar dolor, picazón, e incomodidad. Es muy  importante utilizar la talla adecuada de sujetador para nuestros senos, por lo que encontrar un sostén que provea de apoyo extra es una excelente idea. Los cambios en tamaño no se detendrán después del embarazo, ya que durante la lactancia nuestro pecho también puede cambiar de tamaño. 

2. Dolor e hipersensibilidad 

Para muchas mujeres el dolor en los senos es mucho más fuerte que el que sienten durante el síndrome premenstrual; para otras esta será la primera vez que sienten dolor o sensibilidad en los senos. Este dolor ocurre generalmente en el primer trimestre porque tu cuerpo, que se prepara para el desarrollo del bebé, está inundado de hormonas  La buena noticia es que en la mayoría de los casos el dolor desaparece en el segundo trimestre.

Es completamente normal desarrollar hipersensibilidad, para algunas mujeres esto significa no soportar ningún tipo de presión en los senos. Algunas buenas ideas son dejar de lado el sostén y usar sujetadores deportivos o específicos para embarazadas, y bajar la presión de la ducha para que el golpe del agua no sea muy doloroso. 

3. Los pezones cambian de color 

Este es probablemente el cambio más inesperado para muchas mujeres en el primer embarazo. Los pezones y la aréola se oscurecen a medida que el embarazo avanza debido a los cambios hormonales y el aumento de la vascularidad sanguínea en los senos. Junto con el cambio de color, también cambia la textura del pezón y la aréola volviéndose más rugosa al tacto debido a lasglándulas de Montgomery que crecen durante el embarazo (pequeño puntos presentes en las aréolas).

 En la gran mayoría de los casos este oscurecimiento se mantendrá durante la lactancia, pero una vez que el bebé deje de amamantar los pezones volverán a su color y tamaño pre embarazo. 

4. Estrías y picazón 

Muchas mujeres experimentan picazón en los senos durante el embarazo y en algunos casos esta picazón viene acompañada de la aparición de estrías. Un buen tip para evitar la picazón y tratar de disminuir las estrías es hidratar tus senos a lo largo del embarazo (incluso antes de que empiecen las molestias o dolores). Puedes hacerlos con cremas o aceites siempre que sientas la necesidad de rascarte. 

Las estrías se generan por el estiramiento excesivo de la piel, en el caso del embarazo se presentan especialmente en los senos, estómago y caderas por su abrupto crecimiento. Sin embargo, es bueno recordar que muchas de las estrías se van con el tiempo y adquieren un color más parecido al del resto de nuestra piel haciéndolas menos visibles.  

5. Empieza el goteo

Para muchas mujeres el goteo puede empezar semanas e incluso meses antes del parto. Los senos comienzan a producir calostro (una leche de color más amarillento que es espesa y pegajosa). Los senos empiezan a producir calostro tan pronto como en el segundo trimestre; sin embarazo, en la gran mayoría de los casos no se producen goteos sino hasta el tercer trimestre o puede que nunca se dé. 

Muchas mujeres dicen tener estos goteos principalmente en las noches, por lo que es normal despertar con manchas secas en el pijama. Esta es otra buena razón para invertir en un cómodo sujetador para el embarazo y la lactancia. 

*** 

Es importante recordar que en caso de que el dolor o las molestias sean insoportables o se extiendan después de sus tiempos normales, es necesario hablar de esto con tu ginecóloga para asegurarse que el dolor sea propio del embarazo y no sea causado por otros problemas. 

Nuestros senos experimentan muchos cambios a lo largo del embarazo, dentro de todo se están preparando para alimentar a nuestros bebés durante sus primeros meses de vida. Otra prueba de lo magnífico y poderoso que es nuestro cuerpo.

Octubre es el mes de sensibilización sobre el Cáncer de Mama, y por eso queremos recordarles a todas las futuras mamás que incluso durante el embarazo es importante que nuestro ginecólogo o ginecóloga se asegure de que todo esté bien. El cáncer de mama tiene una baja incidencia en embarazadas (1 de cada 3.000 aproximadamente), sin embargo es mejor siempre estar seguras y cuidar de nosotras. 

Es muy común sentir los senos llenos de baches e irregularidades durante el embarazo debido al agrandamiento de las glándulas, pero en caso de que sientas que algo no esté bien o tienen cualquier inquietud –por pequeña que esta sea– no dudes en pedirle a tu médico una revisión y de ser necesario una mamografía. 

Tags:
× ¿Cómo puedo ayudarte?