Células madre: Optimizan la calidad de vida de niños con autismo

Cada 20 minutos se diagnostica un nuevo caso de autismo alrededor del planeta, trastorno neurológico del desarrollo que afecta directamente a la comunicación, imaginación y sensaciones de un individuo. Según la fundación ecuatoriana Entra a mi Mundo en el país, alrededor de 180 mil niños sufren de autismo y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 1 de 160 niños en el mundo es afectado por este síndrome.

En abril del 2017, un estudio de la Universidad de Duke en el que participaron 25 niños de 2 a 5 años diagnosticados con autismo, fueron respectivamente sometidos a una terapia de infusión de células madre de cordón umbilical. El estudio demostró detener el proceso inflamatorio cerebral de los niños. Los infantes fueron evaluados en base a una serie de pruebas conductuales y funcionales antes, después de 6 meses y posteriormente un año después de la infusión de células autólogas.

La observación de los cambios de comportamiento durante este periodo demostró que el tratamiento era seguro, prometedor y bien tolerado. Además, los padres recalcaron la notable mejora en la conducta de sus hijos, en su comunicación y en los síntomas propios del trastorno en pruebas estándar de vocabulario expresivo, así como también del seguimiento ocular ante estímulos sociales.

Estos resultados sin duda son alentadores y aunque aún se necesitan investigaciones adicionales que ya están en curso, los científicos de Duke buscan seguir afirmando la eficacia de las células madre como punto de partida en cuanto al tratamiento y notable mejora de la calidad de vida para los niños y niñas autistas. Se espera que en dos años los resultados finales de dicho ensayo arrojen datos aún más concretos para el beneficio de miles de niños y niñas autistas alrededor del mundo.

Fuentes de información:

goo.gl/mD2a3h

goo.gl/xECk8t

goo.gl/E2jtYu

goo.gl/jYBoe5

goo.gl/NU6e6z