Células madre de cordón umbilical: esenciales en tratamientos de esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad auto inmune del sistema nervioso que afecta al cerebro y a la médula espinal, generando así una interrupción de los mensajes entre el cerebro y el cuerpo. Lesiona la vaina de mielina, es decir, el material que protege a las células nerviosas, esta optimiza la transmisión de los impulsos eléctricos a lo largo de todo el sistema nervioso del cuerpo humano. Sus síntomas característicos son insuficiencias motores y del lenguaje, alteración de la vista, alteraciones de la coordinación, entumecimiento, dolor crónico y problemas de memoria.

En Ecuador se estima que un 8% de la población general padece de esclerosis múltiple, hasta el momento se han registrado alrededor de 250 casos. Según datos estadísticos de la FUNDEM (Fundación Ecuatoriana de Esclerosis Múltiple) Quito,  Guayaquil y Cuenca son las ciudades con mayor incidencia. La esclerosis múltiple se presenta generalmente entre los 20 y 40 años, lo cual demuestra que afecta gravemente a la sección joven adulta de la sociedad mundial, es progresiva, y ataca principalmente a las mujeres.

NEUROLOGY, prestigiosa revista de la academia americana de neurología, publicó un estudio reciente el cual evidenció que el tratamiento de inmunosupresión (varias quimioterapias) seguido de un trasplante autólogo de células madre en pacientes de EM arrojó resultados sumamente positivos. El estudio clínico en fase II, tomó a 24 pacientes que padecían dicha enfermedad entre 26 a 52 años en el que cinco años después demostró que el 69% de los participantes del estudio sobrevivieron sin experimentar nuevas lesiones cerebrales, progresión de su discapacidad o recaída de los síntomas mismos de la enfermedad. Inclusive algunos pacientes demostraron recuperación de la movilidad y otras actividades físicas.

Gracias al avance de la medicina regenerativa, los tratamientos para la esclerosis múltiple con células madre autólogas, demuestran efectos verdaderamente beneficiosos para las personas que padecen esta enfermedad, mejorando su calidad de vida, fortaleciendo su sistema musculo-esquelético y en algunos casos devolviéndoles su independencia.

 

Fuentes de información:

goo.gl/9ztPYy

goo.gl/WajWJF

goo.gl/n58fsq

goo.gl/3VZhGM

goo.gl/dh4YXq